Cómo decorar jardines pequeños

Un jardín, por pequeño que sea, es para utilizarlo, para sacarle el máximo partido y disfrutar de las noches de verano en él charlando con familiares y amigos. Solo que hay tener maña y disponer las plantas, la decoración y el mobiliario de manera que se distribuyan de la mejor manera para tener un espacio equilibrado. Por ello, tal vez no puedes tener un gran jardín repleto de árboles, arbustos y plantas variadas, sino que tienes que reducir esta parte e idear nuevas maneras de disponer lo que habitualmente pide y se dispone en un jardín.

 

UTILIZA LAS PAREDES

Un jardín requiere estar repleto de plantas que alegren el ambiente y nos permitan estar cerca de la naturaleza, además de que aportan claridad, aire fresco y un algo especial que nos ayuda a escapar de la sensación de estar en medio de la ciudad. Sin embargo, ocupan un espacio que muchos jardines no tienen, pero una buena solución es disponer las plantas verticalmente, es decir, en las paredes de tu jardín. Son muchas las maneras de tener un jardín vertical, y todo depende de tu destreza y creatividad: con palés, mediante un sistema de cajones, en estanterías, colgando simplemente pequeñas macetas, etc. Si llenas las paredes de tu pequeño jardín estarás ganando mucho espacio pero a la vez tendrás el componente vegetal que requiere.

 

MACETAS Y ARRIATES LATERALES

Si tu jardín no es tan pequeño como para tener que colocar las plantas verticalmente, puedes disponer una era pegada a la pared de manera que tengas un buen trozo donde colocar plantas, flores y arbustos. Por otra parte, si no te gusta el arriate, puedes simplemente bordear todas las paredes con grandes macetas bonitas.

 

RINCÓN DE MADERA

Una manera de ganarle espacio al jardín pero a la vez tener un lugar donde relajarse a gusto encima de cómodos colchones y cojines, es disponer en un rincón un juego de sofá, sillones y mesa baja de madera, bien sea hecho de palés o de una madera de buena calidad. Tan solo tienes que conseguir colchones del tamaño adecuado y disponer los cojines que más te gusten.

 

MESA REDONDA Y SILLAS

Y si en vez del punto relajación te apetece más tener una mesa en la que invitar a amigos y familiares a comer, puedes hacerte con una mesa redonda y sus correspondientes sillas para colocarlas en el centro del jardín y estar rodeados de plantas verticales o dispuestas en un arriate. Y si tienes suficiente espacio, puedes tener tu propio rincón de madera además de la mesa donde comer tranquilamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *